¡Jo, con la caja!

A veces, frente a la distancia de la crítica profesional (“distancia” emocional: la crítica, casi siempre tan interesada económicamente), prefiero la cercanía de una lectura honesta. He aquí las palabras de una amiga a la que le presté Soy una caja de Natalia Carrero:

SOY UN CAJA me ha entusiasmado. Lectura fácil y con la que casi cualquiera se puede identificar. Me sentí hasta incómoda por acercarse tanto a algunos matices de mi día a día o más bien a días ya pasados. Sobre todo la primera mitad del libro es muy intensa (bajo mi punto de vista y sobre mis circunstancias). Ha tenido tal capacidad de hacerme reflexionar sobre algunas de mis dudas que me atrevería a decir que me ha dolido. Creo que no lo volvería a leer, me lo he tomado como un ataque personal que me llega tarde…jejeje. Pero me ha encantado (qué contradictoria soy). Aunque reconozco que no he podido evitar releerme algunos asaltos y frases reconfortantes. Es como una tentación, me he sentido identificada, ofendida, espiada…, comprendida, animada… Ha sido una montaña rusa de sensaciones antónimas. ¡¡Jo, con la caja.!!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en lecturas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s