Hiperrealismo y pornografía

El origen del mundo. Gustave Courbet

“Las repeticiones, el carácter autónomo del discurso, los diferentes niveles de mise en abyme, la circularidad de los enunciados apuntalan el proceso de deconstrucción de la representación y el de “producción/reproducción” del texto. La hiperrealidad de Proyecto para una revolución en New York reside en esta dinámica interna. Inscribe el referente en un espacio intra e intertextual que no existe más que a través de lo que ya ha sido dicho, escrito o visto. El espacio hiperrealista no es pues sólo el de una hiper-representación del mundo tal como Dos Passos nos ha enseñado, sino que también descansa sobre la invalidación del referente exterior al texto. Pero en Robbe-Grillet el proceso se acentúa por medio de una inversión que hace que el texto se convierta en el referente de sí mismo, simulando ser el referente exterior perdido para siempre. En efecto, la repetición extiende el simulacro en la escritura. Como lo habíamos previsto en la trilogía de Dos Passos, la escritura engendra su propio espacio de referencia, donde, con la hiper-representación, se resuelve la crisis de la representación, superada así. (…) Una de las características de la pintura hiperrealista es lo minucioso de su ejecución, la proliferación de detalles que la constituyen, la sobreabundancia descriptiva de la que es objeto. Esta hiper-precisión se puede observar repetidas veces en la novela de Robbe-Grillet. La descripción del maltrato es de una precisión sistemática. Las conductas sádicas y las posturas eróticas se describen con todo lujo de detalles: vulvas, sexos, pubis… Y no aflora ningún discurso moral o crítico.”

Pierre Hyppolite, “L’espace hyperréaliste” en Littérature et espaces de Juliette Vion-Dury, Pulim, 2001.

En algún lugar de estas mismas páginas también se dice que el objeto hiperrealista es descrito con tanto detalle que ya no se parece a otra cosa que a sí mismo, ni siquiera a su referente (él mismo es su referente). Y todo esto porque, mientras leía, se me ocurrió que la pornografía sería, con su obsesión por el plano detalle, la representación hiperrealista por antonomasia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en lecturas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Hiperrealismo y pornografía

  1. Esta muy bien el blog, no lo conocía hasta ahora, me pasaré más a menudo a leerlo. Aprovecho para felicitarte el 2012, un saludo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s